Maldiciones y Hechizos

Estas señales te indican que podrías ser víctima de algún tipo de maldición

Una maldición es una declaración de mala fortuna para una persona y es lo contrario a una bendición. A nuestros seres queridos les deseamos el bien y se los transmitimos a través de las palabras o pensamientos, los cuales generan energías positivas; mientras que cuando deseamos el mal sucede lo opuesto, es decir, transmitimos malas energías que pueden ser perjudiciales.

Existen varios tipos de maldiciones, las cuales fueron clasificadas de la siguiente forma según el padre Gabriele Amorth, citado por la organización Foros de La Virgen en su sitio online.

  • Magia negra o brujería

Es cuando se maldice a una o varias personas a través de fórmulas mágicas o rituales invocando demonios o seres de oscuridad sin el uso de objetos físicos particulares.

Maldiciones a través de las palabras

Son expresiones deseando el mal para una persona. El padre Amorth señaló que este tipo de maldición es más poderosa cuando hay un lazo familiar involucrado, por ejemplo, un hijo que maldice a su padre por castigarlo o una suegra maldiciendo a su nuera.

  • Mal de ojo

Son malas vibraciones que se transmiten a través de la mirada cuya diferencia radica en que no siempre se hace de manera voluntaria. El que recibe el mal nunca sospecha cuál es el origen de la maldición.

  • Hechizos

Se trata de un trabajo en el que se hace uso de un objeto que tiene un valor simbólico y se utilizan materiales como cabellos de la persona, sangre, huesos humanos o animales, hierbas, etc. También se le puede maldecir por medio de fotografías, ropa y otros objetos personales.

Cómo saber si he sido maldecido o hechizado
Una señal con la que podemos identificar que hemos sido maldecidos es a través de pesadillas recurrentes, ya que los sueños nos están alertando que hay energías negativas a nuestro alrededor.

Otro indicador son comportamientos negativos propios, por ejemplo, volver a un mal hábito que habíamos dejado; esto se debe a que nuestra voluntad está a la baja.

Asimismo, enfermedades repentinas, problemas emocionales y de conducta; no alcanzar el éxito y o las metas a pesar del esfuerzo que empeñamos para conseguirlas, lo que se traduce en problemas económicos.

Las maldiciones también se pueden manifestar en sentimientos como el miedo, ansiedad e inseguridad.

Los hechizos y maldiciones representan la oscuridad, para enfrentarlas necesitamos hacer lo contrario, es decir, hacer el bien en todos los aspectos de la vida y acercarse a lo que le tengas fe, buscar protección espiritual a través de la oración.

 

 laopinion.com 

 


Deja un comentario


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.